Cantabria ofrece su colaboración para diseñar una reforma fiscal que permita avanzar hacia un sistema más equitativo

10:00 horas. Palacio de la Magdalena. La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, participa en la apertura del curso de la UIMP sobre Sistema Fiscal y Transición Ecológica. 30 de junio de 2021 © Raúl Lucio

La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, ha participado en la apertura del curso de verano ‘Sistema Fiscal y Transición Ecológica’ de la UIMP

Cantabria ofrece su colaboración para diseñar una reforma fiscal que permita avanzar hacia un sistema más equitativo

Cantabria está dispuesta a colaborar el Ministerio de Hacienda en el diseño de una reforma estructural del sistema fiscal que proporcione a las comunidades autónomas los ingresos necesarios para sostener un Estado del Bienestar fuerte. Esa modificación del sistema tributario debe convertirse en la mejor herramienta para garantizar el desarrollo de políticas públicas abracen la justicia social y la igualdad de oportunidades. Es decir, que permitan a las regiones “avanzar sin dejar a nadie atrás”.

Así lo ha indicado la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, durante la apertura del curso de verano ‘Sistema Fiscal y Transición Ecológica’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en donde ha estado acompañada por la Subsecretaria del Ministerio de Hacienda, Pilar Paneque.

En su intervención, María Sánchez, ha indicado que, en la mayoría de los países desarrollados, sostener los servicios públicos obliga al sistema fiscal a recaudar mediante impuestos entre el 35% y el 55% del PIB. “Esta relevancia del sector público nos obliga como sociedad a construir un sistema fiscal fundamentado en los principios de eficiencia, equidad, sencillez y flexibilidad”, ha manifestado la consejera.

España es uno de los países desarrollados con menos recaudación en porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB), según ha indicado la consejera, ya que en 2019 nuestro país recaudó, vía impuestos, un 39,2 % de su PIB, “una cantidad muy alejada de la media de la zona euro, situada en el 46,4 %”. 

Esa ratio nos sitúa como el séptimo país con menores ingresos tributarios de la Unión Europea. Además, María Sánchez ha expuesto que nuestro porcentaje de gasto público también está por debajo del estándar comunitario, un 42,1 % frente a un 47% que marca la media del continente.

A pesar de tener una recaudación baja respecto a otros países, la consejera señaló que los tipos impositivos de los principales impuestos que paga el contribuyente son de los más altos de Europa. Esta paradoja se explica merced “a la cantidad de bonificaciones, exenciones y deducciones impositivas que contempla nuestro sistema fiscal”, ha indicado Sánchez.

Estos beneficios fiscales suponen más de un 6% del PIB, “una brecha realmente importante que condiciona el desarrollo de nuestro Estado del Bienestar y que reduce la eficiencia y la equidad de nuestro sistema fiscal”, ha afirmado la consejera.

Las cifras expuestas durante la intervención de la consejera ponen de manifiesto la necesidad del rediseño del sistema tributario española para “recortar y simplificar la maraña de deducciones que merman el tipo impositivo real” y, al mismo tiempo, “revisar con exhaustividad los casos en los que se aplican los tipos reducidos y analizar con detalle el resto de beneficios fiscales”.

En palabras de Sánchez, se trata de “una reforma de calado que contribuirá, de manera notable, a definir qué modelo de país queremos a medio y largo plazo” y sobre la que Cantabria “siempre estará dispuesta a dialogar para tratar de avanzar hacia un sistema fiscal lo más equitativo posible”.

En ese sentido, la consejera de Economía ha calificado de “acierto” que el Gobierno de España haya designado un comité multidisciplinar de “personas expertas” para analizar nuestro sistema fiscal en aras de “incrementar su eficiencia”. 

A pesar de que las propuestas de ese comité no se conocerán hasta febrero de 2022, la denominada fiscalidad verde es un aspecto estratégico para modernizar el sistema fiscal español.

La titular de Economía y Hacienda ha indicado que se trata de “un instrumento clave para construir una economía más sostenible” y en el que aún “tenemos mucho trabajo por delante”. “Actualmente, somos el tercer país de la Unión Europea con menores ingresos por imposición medioambiental sobre el PIB”, ha manifestado Sánchez.

Curso ‘Sistema Fiscal y Transición Ecológica’

Este curso, que se celebrará durante los días 30 de junio, 1 y 2 de julio, tiene como objetivo examinar los diferentes instrumentos que pueden incorporarse a las políticas públicas para garantizar la transición ecológica en un entorno de desarrollo sostenible, como la relación entre la fiscalidad y la transición ecológica.

De esta manera, el primer bloque de ponencias está destinado al estudio del ‘Desarrollo sostenible y transición ecológica’ en el que se examinarán los principales problemas que afectan al medioambiente derivados del crecimiento económico.

El segundo, pondrá su foco en ‘Los objetivos del cambio’ en el que se estudiarán los principales fines que plantea el desarrollo sostenible desde una perspectiva social y económica, identificando los principales sectores económicos afectados y el impacto que tendrán sobre ellos y destacando los más vulnerables como condición de una transición ecológica justa.

El último de los bloques, bajo el nombre ‘Los instrumentos del cambio: el papel de la fiscalidad’, está destinado a examinar las diferentes soluciones que se pueden articular en el ámbito de las políticas públicas para la consecución de los objetivos señalados, donde destaca el papel de la fiscalidad como instrumento del cambio.

Por lo tanto, el curso va dirigido a profesionales del sector público como privado o académicos implicados en el diseño y ejecución de políticas públicas y, también, a los ciudadanos sensibilizados por el cambio climático y por las soluciones que faciliten la transición ecológica.

Cantabria ofrece su colaboración para diseñar una reforma fiscal que permita avanzar hacia un sistema más equitativo