Educación analiza con la comunidad educativa el inicio de curso

242149914_10159744483610663_1946601400520685856_n

Lombó destaca el esfuerzo de los equipos directivos en la preparación de los centros ante un curso aún “difícil”

Educación analiza con la comunidad educativa el inicio de curso

La consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, está manteniendo esta semana una ronda de reuniones con los agentes de la comunidad educativa para analizar el arranque del curso escolar. Los encuentros se iniciaron ayer, lunes, con la Junta de Personal, y hoy han continuado con los comités de Directores de Infantil y Primaria y Secundaria. Para el viernes están previstas reuniones con la Mesa de las Familias, que integran FAPA y CONCAPA, y con el Comité de Directores de Educación Concertada.

La intención de Lombó, ha dicho al término del primer encuentro, es mantener un “diálogo fluido” con toda la comunidad educativa, para ir superando “juntos” todos los obstáculos que pueda presentar un curso aún “difícil”, para el que, sin embargo, defiende que los centros cuentan con la “experiencia” del 2020-2021, que supuso un “desafío sin precedentes”. Gracias a ella, ha continuado, este curso se ha vivido un arranque “más tranquilo, más cercano a la normalidad” para el alumnado, las familias y el personal docente y no docente.

La consejera ha agradecido a los directores “su implicación y compromiso” para que los centros “vuelvan a ser” espacios seguros. “De nuevo, han realizado un trabajo excepcional de preparación de las aulas y espacios y de organización de los centros educativos que es imprescindible en esta situación”, ha dicho.

Lombó ha recordado que “la crisis sanitaria sigue ahí” y en la primera semana lectiva se han decretado diez cuarentenas en las etapas de Educación Infantil y Primaria. Por ello, ha incidido en la necesidad de “no acudir a los centros con síntomas y seguir cumpliendo con idéntico rigor las medidas de prevención”.

Protocolos

En cuanto a la organización del curso, ha reconocido que en el inicio ha sido “muy similar” a la del año pasado, con alguna salvedad, como la flexibilización de las actividades extraescolares y complementarias. Cuando Cantabria alcance el escenario de nueva normalidad, ha recordado, el alumnado de un mismo curso y de varios en centros pequeños podrán interactuar en espacios al aire libre.

“El resto de medidas se irán flexibilizando cuando así lo aconsejen las autoridades sanitarias”, ha dicho Lombó, quien ha señalado que se ha optado por partir de un escenario “restrictivo, garantista” que se irá “relajando” cuando sea posible.

En este punto, ha aludido a los dos protocolos “clave”: el de organización, que cada centro ha adecuado mediante su plan de contingencia, y el de gestión de casos COVID, que es el que manejan los coordinadores COVID de los centros para la gestión de la incidencia del virus en el ámbito educativo. “Esos dos elementos, el compromiso del personal docente y no docente y la responsabilidad del alumnado y sus familias son los elementos que nos permitieron el curso pasado mantener la presencialidad y que serán fundamentales también este curso”, ha finalizado.

 

 

Educación analiza con la comunidad educativa el inicio de curso