El Gobierno aprueba incentivos a la contratación indefinida y de jóvenes que podrán llegar hasta los 18.000 euros

212034775_10159613304915663_5692512479802100529_n

La Consejería de Empleo incrementa la cuantía de las ayudas, adapta los requisitos al contexto de pandemia y pone a disposición de las empresas más de 7 millones de euros para apostar por el empleo estable y de los jóvenes

El Gobierno aprueba incentivos a la contratación indefinida y de jóvenes que podrán llegar hasta los 18.000 euros

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales, ha puesto en marcha dos nuevos programas de incentivos destinados a impulsar la contratación indefinida y la contratación juvenil, con ayudas que parten de un mínimo de 4.000 euros y que pueden alcanzar hasta los 18.750 euros.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha sido la encargada de presentar esta mañana, en rueda de prensa, los detalles de los dos decretos publicados hoy en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) y que, según ha resaltado, suponen la entrada en vigor de unas condiciones “únicas y excepcionales”.

Tras recordar que España es el país europeo con mayor grado de contratación temporal -24,2%, diez puntos superior a la media de la Unión Europea-, Ana Belén Álvarez ha defendido la necesidad de que el Gobierno de España acometa una “reforma de calado” que limite las posibilidades para contratar de manera temporal que existen a día de hoy, y también que aumente las penalizaciones de los contratos muy cortos.

“Pero mientras esa reforma llega desde el Ejecutivo central, que es el que tiene las competencias –ha continuado exponiendo-, desde el Gobierno de Cantabria tampoco podemos permanecer de brazos cruzados”.

Por ello, la Consejería ha puesto en marcha un nuevo programa de incentivos destinados a fomentar la contratación indefinida, un nuevo programa pactado con los agentes sociales que incrementa la cuantía de las ayudas, que “pueden llegar hasta los 11.000 euros”, que adapta los requisitos y condiciones al actual contexto de pandemia y que incluye nuevos colectivos prioritarios.

“Tenemos que actuar desde la convicción de que la recuperación de la economía y el empleo no puede basarse en un crecimiento meramente cuantitativo de las contrataciones, sin tener en cuenta la fragilidad de los empleos que se crean, las tensiones sociales que ello conlleva y la incertidumbre generada en las personas trabajadoras con contratos temporales”, ha defendido.

A este respecto, según ha detallado la consejera, durante el año 2019 se comunicaron al Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN) un total de 261.009 contratos de trabajo, de los cuales “solo 16.432 fueron indefinidos” y 244.577 temporales; al año siguiente, en 2020, se comunicaron un total de 185.883 contratos de trabajo, de los cuales 13.663 fueron indefinidos y 172.220 temporales. Por tanto, “la contratación indefinida no llega a representar el 10% sobre la contratación anual total que se realiza en nuestra comunidad autónoma”, tal y como ha señalado Ana Belén Álvarez, que ha considerado el “abuso de la temporalidad” como uno de los “grandes males” que arrastra el mercado laboral, “especialmente desde la última Reforma laboral”.

“Tenemos que tratar de acabar con ‘la cultura de la temporalidad’; no podemos normalizar el uso del contrato temporal, que se utilice continuamente como un método de inserción de nuevo personal o de rotación de empleados, que desarrollan en realidad la actividad estructural y permanente de las empresas. Incluso durante años”, ha aseverado.

Contratación juvenil

Para Ana Belén Álvarez, junto al alto grado de temporalidad, el desempleo juvenil es otra de las “grandes lacras” de nuestro mercado laboral. Para tratar de generar oportunidades de empleo entre los jóvenes, la Consejería, además de poner en marcha dos nuevos programas de primera experiencia laboral, ha aprobado un nuevo Decreto que establece “mayor apoyo económico” a la contratación de menores de 30 años.

Este Decreto de fomento de la contratación juvenil recoge dos supuestos: ayudas a la contratación de las personas jóvenes sin cualificación mediante los contratos para la formación y el aprendizaje, y ayudas a la contratación de las personas jóvenes cualificadas mediante el contrato en prácticas. “Las ayudas pueden llegar hasta los 18.750 euros”, ha destacado la titular de Empleo.

“Desde el Gobierno de Cantabria hacemos un esfuerzo importante por incentivar la contratación estable y de nuestros jóvenes, con ayudas muy atractivas para el tejido empresarial de Cantabria. Estamos hablando de que, por formalizar un contrato indefinido, que debe mantener un mínimo de un año, a un joven o a una persona desempleada de larga duración, una empresa puede recibir 8.000 euros o 7.000 euros en el caso de una mujer mayor de 45 años. Y en el caso de los contratos en prácticas para nuestros jóvenes, estamos hablando de una ayuda de 14.000 euros por un contrato de 2 años… Desde la Consejería de Empleo solo nos queda animar a las empresas a aprovechar esta oportunidad. Estoy totalmente convencida de que, si optan por estas ayudas, por la contratación indefinida y por nuestros jóvenes, van a ver lograr resultados muy satisfactorios”, ha concluido la titular de Empleo.

Finalmente, la consejera ha apuntado que su departamento pone a disposición de las empresas de Cantabria más de 7 millones de euros para subvencionar estos contratos. No obstante, ha remarcado que se trata de decretos de concesión directa y que “si fuera necesario, ampliaríamos la dotación presupuestaria”.

Además, ha añadido que con estas ayudas “se busca favorecer también a las pequeñas y medianas empresas de nuestra Comunidad Autónoma en el desarrollo de su actividad empresarial, apoyándolas en la creación y mantenimiento de empleo estable en un contexto de dificultad”.

4 millones para contratación indefinida

La Consejería de Empleo y Políticas Sociales destina 4 millones a incentivar los nuevos contratos indefinidos o la transformación de contratos temporales en indefinidos, mediante ayudas directas de 4.000 a 11.000 euros a pymes, autónomos, mutualistas de colegio profesional, así como las entidades privadas sin ánimo de lucro.

Según ha detallado el director del EMCAN, José Manuel Callejo, son subvencionables los contratos que causen alta en la Seguridad Social entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de diciembre de 2021, para la contratación a tiempo completo o a tiempo parcial, siempre que en este último caso la jornada no sea inferior al 60 por 100 de la ordinaria, y en todo caso debe suponer incremento del empleo con relación a 2020.

Si se trata de jóvenes de entre 16 años y menores de 30, sin experiencia laboral previa o que ésta sea inferior a tres meses, la ayuda se incrementa hasta los 8.000 euros; la misma cantidad se percibe en el caso de contratación de personas desempleadas de larga duración, no perceptoras de prestaciones o subsidios.

Los contratos de personas desempleadas de larga duración mayores de 50 años reciben una subvención de 9.000 euros, la misma cantidad para personas que hayan estado previamente contratadas en empresas de inserción por su condición de personas en riesgo de exclusión.

Todas las cantidades se incrementan en 1.000 euros en caso de mujer víctima de violencia de género, persona con discapacidad o personas con titulación en Formación Profesional Dual o con un certificado de profesionalidad, contratadas por la empresa en que hayan realizado las prácticas. También se incrementan las ayudas con 1.000 euros adicionales para las microempresas.

En el caso de transformación de contratos, se subvenciona la conversión en contratos indefinidos de contratos de duración determinada o temporales, incluidos los contratos en prácticas y para la formación y el aprendizaje.

La cuantía de la subvención depende de en qué colectivo esté incluida la persona contratada y el tamaño de la empresa que solicita, con ayudas mínimas de 2.500 euros y máximas de 7.500 euros.

El director del EMCAN ha subrayado que el nuevo régimen de incentivos tiene un marco temporal “limitado hasta el 31 de diciembre de este año”, y que “para evitar que estos nuevos incentivos pudieran tener algún efecto negativo, hemos establecido que la contratación subvencionada deberá suponer incremento del empleo en el caso de contrataciones iniciales y mantenimiento del empleo en el caso de transformación de contrato temporal a indefinido”.

El plazo de admisión de solicitudes permanecerá abierto de forma continuada, debiendo presentarse cada solicitud de subvención en el plazo de un mes contado a partir del día siguiente a la fecha en que se haya producido en Seguridad Social el alta o la conversión.

Para el caso de contrataciones indefinidas iniciales que hayan causado alta entre el 1 de enero de 2021 y el día de entrada en vigor de este decreto (6 de julio), el plazo será de un mes contado a partir del día siguiente a esta última fecha.

3,2 millones a empleo joven

La Consejería de Empleo, a través de la Dirección General de Trabajo, destina 3,2 millones de euros a fomentar la contratación de jóvenes menores de 30 años en desempleo, mediante contratos en prácticas y contratos para la formación y el aprendizaje, así como su prórroga.

Tal y como ha desgranado su director Gustavo García, se subvencionan los contratos que hayan causado alta en la Seguridad Social a partir del 1 de septiembre de 2020, así como a las prórrogas que se inicien a partir de esa fecha.

Los contratos para la formación y el aprendizaje de un año de duración recibirán como mínimo una ayuda de 4.000 euros en el caso de hombres y de 4.500 euros en el caso de mujeres. Cuando estos contratos se formalicen para su duración máxima de 3 años la subvención será de 14.000 euros en el caso de hombres y 15.000 euros en el caso de mujeres.

Las prórrogas de estos contratos cuando su duración sea de al menos seis meses e inferior a un año o de un año como mínimo también cuentan con ayudas que oscilan entre los 2.000 y los 4.500 euros.

Por lo que respecta a los contratos en prácticas que se destinan a los jóvenes cualificados, reciben subvención los contratos en prácticas de seis meses de duración mínima, a jornada completa y sus prórrogas cuando sea de al menos seis meses e inferior a un año o de un año como mínimo.

La cuantía mínima de la subvención es de 2.500 euros en el caso de hombres y 3.000 euros en el caso de mujeres y alcanza los 13.000 euros en el caso de hombres y 14.000 euros en el caso de mujeres cuando se formalicen en su duración máxima de dos años, a jornada completa.

Estas ayudas se incrementan en 1.000 euros adicionales cuando la persona contratada sea víctima de violencia de género, o persona con discapacidad.

Además, las ayudas se incrementarán en un 25% adicional cuando la contratación sea llevada a cabo por microempresas, entendiendo por tales las que tengan una plantilla inferior a 10 personas.

El plazo de admisión de solicitudes permanecerá abierto de forma continuada, debiendo presentarse cada solicitud de subvención en el plazo de un mes contado a partir del día siguiente a la fecha en que se haya producido en Seguridad Social el alta motivada por el contrato o su prórroga. Si esto se ha producido con anterioridad a la publicación del decreto, el plazo será de un mes contado a partir del día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria.

En el caso de la contratación juvenil en prácticas o con contrato de aprendizaje y formación se subvencionan los contratos que hayan causado alta en la Seguridad Social a partir del 1 de septiembre de 2020, así como a las prórrogas que se inicien a partir de esa fecha.

 

 

 

El Gobierno aprueba incentivos a la contratación indefinida y de jóvenes que podrán llegar hasta los 18.000 euros