El Gobierno de Cantabria pone en marcha el proceso de digitalización de la ACAT

12:00 horas. Sede de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT)
La consejera de Economía Y Hacienda, María Sánchez, preside el Consejo Rector de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT).

La transformación digital de la Agencia dispondrá de un presupuesto superior a los 9 millones de euros para alcanzar el sistema ‘0 papel’

El Gobierno de Cantabria pone en marcha el proceso de digitalización de la ACAT

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana el contrato para comenzar con el proceso de digitalización de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT). Se trata de una inversión superior a los 9 millones de euros que se ejecutará durante la próxima década con el objetivo prioritario de modernizar elactual para alcanzar hitos como la eliminación total del papel, la consecución del expediente electrónico tributario y la prestación de servicios tributarios electrónicos de alta calidad.

Este proyecto a largo plazo implica la renovación de todos los sistemas de información de la Agencia. Una renovación holística que se formula en el contrato como la adquisición y servicios de migración, implantación, puesta en marcha y mantenimiento de un sistema de gestión integral e integrado de los procedimientos de aplicación de los tributos y otros procedimientos administrativos competencia de la ACAT con soporte nativo para la tramitación electrónica en la nube.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria, María Sánchez, ha señalado que “la digitalización es uno de los pilares fundamentales que establece Europa para un cambio del modelo productivo”. “Poner en marcha este proceso nos permite iniciar la transición de la ACAT hacia una Agencia más eficiente”, señala la titular del departamento.

Por su parte, el director de la ACAT, César Aja, ha indicado que se trata de “un paso de gigante” hacia el objetivo de conseguir una agencia moderna y cercana al contribuyente. “La digitalización de la ACAT permitirá una mayor agilidad en las relaciones entre el contribuyente y la Agencia y facilitará el cumplimiento de la ciudadanía con sus obligaciones tributarias”, ha matizado Aja.

La exigencia de la normativa vigente y las demandas de la ciudadanía han conferido a este proyecto el carácter de “inaplazable”. “Una iniciativa de tanto calado no puede abordarse con garantías con los medios disponibles en la actualidad en la Agencia y en el Servicio de Informática Tributaria, asignado funcionalmente a la ACAT”, ha indicado el director de la Agencia.

Con este contrato se busca la utilización de las técnicas y medios electrónicos, informáticos y telemáticos necesarios para el desarrollo de su actividad y el ejercicio de sus competencias, Asimismo, ha explicado Aja, se pretende alcanzar la máxima cobertura de la administración electrónica en la Agencia e implantar un nuevo modelo de gestión tributaria y de aplicación de las TIC que sea sostenible en el tiempo.

Además, este contrato pretende satisfacer la necesidad fundamental de impulsar un profundo cambio en el modelo de gestión de la Administración tributaria de Cantabria que permita implantar, de forma efectiva, una Agencia íntegramente electrónica.

Proyecto de digitalización

El proyecto para digitalizar la ACAT surge de un trabajo previo de evaluación de la situación actual por parte de todos los responsables de la Agencia.

De esta manera, una vez detectadas las debilidades y necesidades asociadas a los sistemas de información actuales, se comienza a ejecutar un plan a medio plazo con el objetivo de adaptar los servicios a una agencia del XXI, siguiendo para ello el modelo establecido por la Agencia Tributaria.

Aspectos como eliminar el papel en la gestión interna; mejorar los canales no presenciales; facilitar el teletrabajo (especialmente en una coyuntura epidemiológica como la actual) y disponer de información precisa y detallada sobre la gestión, recaudación e inspección tributarias son algunos de los hitos principales de este proyecto.

Para la ejecución del proyecto, se han aprovechado los mecanismos habilitados por la actual Ley de Contratos del Sector Público, llevando a cabo una Consulta Preliminar al Mercado en la que se ha obtenido una participación razonable y valiosa información de cara a afrontar el proceso de licitación.

El Gobierno de Cantabria pone en marcha el proceso de digitalización de la ACAT