IU lleva al Parlamento un paquete de medidas para revertir la pérdida de personal médico en atención primaria

Ruiz Salmón_

Ruiz Salmón advierte de que “Cantabria no puede permitirse que los profesionales formados en medicina familiar se vayan sin otra opción”

IU lleva al Parlamento un paquete de medidas para revertir la pérdida de personal médico en atención primaria

Izquierda Unida ha llevado al Parlamento la exigencia al Gobierno de Cantabria de medidas para incrementar la plantilla de médicos de atención primaria en la comunidad autónoma.

En concreto, la izquierda cántabra ha registrado una proposición no de ley para que se aborde en la Comisión de Peticiones del Parlamento autonómico.

En ella, el coordinador autonómico, Israel Ruiz Salmón, se refiere a la “acuciante” falta de personal en atención primaria, al confluir las jubilaciones de las primeras generaciones de médicos de familia con la ausencia de relevo en los nuevos médicos formados a través del modelo MIR.

Una situación, la de que no se elija entre los MIR la medicina familiar y comunitaria, que atribuye a circunstancias como las “jornadas maratonianas, agresiones, prestigio decreciente de la especialidad o menores retribuciones”.

El líder de Izquierda Unida ensalza el nivel de la formación que reciben los 37 MIR cántabros cada año, “de grandísima calidad, junto con profesionales de reconocido prestigio a nivel nacional en múltiples especialidades”.

Y apunta que el problema se produce al final de la formación, cuando muy pocos optan por la medicina familiar y comunitaria, lo que hace que opten por otras especialidades o irse a otras comunidades autónomas, de forma que no se produce ni el deseado recambio generacional ni la respuesta a las nuevas necesidades detectadas en los sistemas de salud.

“Cantabria no puede permitirse que quien decide comenzar su andadura como médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria tras haber sido formado en nuestros hospitales y centros de salud abandone la comunidad para ejercer su labor fuera”, advierte Ruiz Salmón, que insta a adoptar medidas para “fidelizar el mayor número posible de médicos de familia que finalizan su formación” y también “atraer” a los de otras comunidades autónomas.

MÁS INFORMACIÓN Y MEJORES CONDICIONES

En concreto, en la propuesta se pide que durante los últimos meses de la formación se realicen reuniones periódicas explicativas que ofrezcan “una luz al final del túnel a estos jóvenes médicos ante la incertidumbre que se les presenta con el fin de su formación”.

También se plantea que se tengan preparados “con semanas de antelación” los contratos que se vayan a ofrecer a los MIR que finalicen, y la apertura de una bolsa extraordinaria para ese personal en esas semanas, lo que permitirá poder incorporarse a su trabajo como médicos especialistas con la mayor brevedad posible.

Asimismo, se insta a igualar o mejorar la oferta laboral respecto a las de otras comunidades autónomas, tras constatar que algunas de ellos ofrecen directamente tres años de contrato, o, en el mejor de los casos, interinidades.

En la misma línea, se contempla mejorar los nombramientos de continuidad. En mayo de 2016 se comenzaron a hacer estos contratos, en principio con una duración de 6 meses pasando a ser anuales desde mayo del 2017.  Hasta ese momento, las sustituciones se limitaban al “día a día”.

Estos nombramientos supusieron una gran mejora en las condiciones del personal sustituto, recalca Izquierda Unida que, sin embargo, ha detectado que “cada día son más los médicos sustitutos que optan por no aceptar contratos de este tipo y volver al trabajo de sustitución en las condiciones clásicas”.

Lo que sucede es que estos contratos limitan las fechas de disfrute vacacional a unos periodos muy concretos (octubre-noviembre y febrero-mayo).

Además, aún no estando recogido en el acuerdo de contratación, desde la gerencia de atención primaria se insiste en que dichos contratos llevan ligada la realización de dos guardias mensuales, obligando al contratado a realizar un exceso de jornada, algo eludible con las contrataciones clásicas en las que “básicamente y dadas las condiciones actuales, se trabaja a la carta”.

La batería de medidas que propone Izquierda Unida se extiende también a buscar talento fuera de la comunidad, incluyendo, por ejemplo, en la web del Sistema Cántabro de Salud el apartado “Trabaja en Cantabria”, que esté en la página principal, “accesible, claro, conciso y sencillo”, así como desarrollar programas de bienvenida, como los que se dan en otras comunidades autónomas.

Las propuestas de IU también abarcar cumplir “estrictamente” el acuerdo de contratación para personal estatutario temporal, el acuerdo de contratación para los nombramientos de continuidad y el Estatuto marco del personal de los servicios de salud (Ley 55/2003), “continuamente vulnerados, originando “fugas” en personal ya captado”. En la misma línea exigen el respeto de permisos, días de formación, descansos entre jornadas y pago de complementos.

Y, finalmente, consideran que se debe fomentar la formación en medicina familiar y comunitaria en el Grado en Medicina, ya que “es probable que sea la única especialidad médica para la que no hay asignatura troncal a lo largo de los seis años”, advirtiendo de que recientemente se ha implantado como asignatura optativa en la Universidad de Cantabria, “con escaso éxito”.

IU lleva al Parlamento un paquete de medidas para revertir la pérdida de personal médico en atención primaria