Los presidentes del Gobierno y del Parlamento recogen el Premio de Salud Mental que Padre Menni ha concedido este año a la ciudadanía de Cantabria

webpresidente_padre_meni

Revilla elogia el comportamiento “ejemplar” de los cántabros y pide “rematar la jugada” con el uso de la mascarilla

Los presidentes del Gobierno y del Parlamento recogen el Premio de Salud Mental que Padre Menni ha concedido este año a la ciudadanía de Cantabria

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha elogiado el comportamiento “ejemplar” de los cántabros durante la pandemia y ha pedido “rematar la jugada” con el uso obligatorio de la mascarilla, que es “el acto más solidario que se puede llevar a cabo en estos momentos”.

Para el jefe del Ejecutivo, una vez que la situación epidemiológica está controlada y Cantabria está preparada ante cualquier escenario que pueda plantearse, el reto ahora es concienciar a la población sobre la importancia de portar la mascarilla como medida fundamental para protegerse tanto a uno mismo como a los demás.

Asimismo, ha advertido de las sanciones establecidas y ha instado a “llamar la atención, por la vía del convencimiento”, a quienes no la lleven puesta: “Hay que metérselo en la cabeza a todo el mundo. Tenemos que ser los ciudadanos los principales policías de que todo el mundo tiene que usar la mascarilla mientras el bicho siga funcionando por ahí”.

Revilla ha realizado estas afirmaciones tras recoger, junto con el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, el Premio de Salud Mental que el hospital Padre Menni ha concedido este año a la ciudadanía de Cantabria por su actitud responsable y solidaria ante el coronavirus.

En su opinión, se trata de un homenaje merecido por la respuesta frente a la crisis no solo de los profesionales que han estado en primera línea, sino del conjunto de la población, que ha soportado con “disciplina” un confinamiento “rigurosísimo” que, a la postre, ha permitido a España estar en mejores condiciones que otros países.

“Creo que no puede ser más merecido. Al pueblo en general, a un pueblo ejemplar al que le pido que remate la jugada con la mascarilla. Que nadie vaya sin la mascarilla”, ha insistido.

El presidente ha agradecido el “detalle” de Padre Menni de premiar a la sociedad cántabra y ha recordado que, en la misma línea, el Gobiernootorgará este año el Premio Beato a los profesionales sanitarios. Por último, ha destacado la labor que desarrolla este centro hospitalario con las personas que padecen algún tipo de enfermedad mental, así como su papel de “colaborador imprescindible” de la administración en el marco del necesario maridaje entre lo público y lo privado.

Por su parte, Joaquín Gómez ha afirmado que Cantabria ha demostrado en este tiempo ser “una gran sociedad y una gran Comunidad”, mientras que el gerente de Padre Menni, Carlos Pajares, ha señalado que el premio de esta edición es un reconocimiento al “ejemplo de voluntad colaboración y solidaridad” de la ciudadanía cántabra.

Pajares y la superiora del centro hospitalario, Socorro Jaso, han sido los encargados de entregar los galardones a Miguel Ángel Revilla y a Joaquín Gómez.

Al acto han asistido también los consejeros de Sanidad, Miguel Rodríguez; de Presidencia, Paula Fernández; de Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez; de Educación, Marina Lombó, y de Economía, María Sánchez, así como la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, entre otras autoridades.

Reconocimiento a la labor a favor de la salud mental

El Premio de Salud Mental Padre Menni nació en el año 2014 para reconocer y distinguir a aquellas personas, tanto físicas como jurídicas, que hayan destacado por su labor a favor de la salud mental y/o la discapacidad. En anteriores ediciones lo recibieron el doctor Juan Francisco Díez, el Equipo Asistencial de las Fases de Psicosis (PAFIP), el exseleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque, la Fundación Bancaria ‘la Caixa’ y el proyecto ‘Más que Tenis’, de la Fundación Rafael Nadal.

El Padre Menni es un centro privado sin ánimo de lucro que pertenece a la congregación de las Hermanas Hospitalarias y centra su actividad en la atención integral de personas con enfermedad mental, daño cerebral, discapacidad intelectual y patología psicogeriátrica, para lo que dispone de recursos de hospitalización completa, parcial y ambulatoria.

En la actualidad cuenta con 400 camas de hospitalización, 140 plazas en centros de rehabilitación psicosocial y 57 plazas de centro de día psicogeriátrico, parte de ellas concertadas con el Gobierno de Cantabria.

Los presidentes del Gobierno y del Parlamento recogen el Premio de Salud Mental que Padre Menni ha concedido este año a la ciudadanía de Cantabria