Quiñones destaca el Ingreso Mínimo Vital como “política pública pionera”, que llega en marzo a 6.700 cántabros

FOTO_DELEGADA

La delegada el Gobierno en Cantabria ha ensalzado la puesta en marcha de esta ayuda “en un tiempo récord y en una situación muy complicada debido a la pandemia”

Quiñones destaca el Ingreso Mínimo Vital como “política pública pionera”, que llega en marzo a 6.700 cántabros

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha destacado el Ingreso Mínimo Vital (IMV) como una “política pública pionera” que se ha puesto en marcha en “un tiempo récord y en una situación muy complicada debido a la pandemia de la COVID-19”, pero que está funcionando y que en este mes de marzo va a llegar a más de 2.400 hogares cántabros en los que viven 6.700 personas, de las que 44,2 por ciento con menores.

 

En concreto, según ha detallado Quiñones, los hogares de Cantabria incluidos en la nómina de marzo, que se abonará en los próximos días, ascienden a 2.408, con 3.738 adultos y 2.963 menores. De media, en Cantabria, cada hogar recibirá 509 euros.

 

En el conjunto del país, el IMV llega este mes a 203.000 hogares, formados por 320.020 adultos y 245.175 menores, y recibirán de media en esta nómina de marzo 460 euros.

 

La delegada del Gobierno ha ensalzado que el Ingreso Mínimo Vital “es un instrumento especialmente eficaz para combatir la pobreza infantil” que es “uno de los grandes retos de este Gobierno”, y desde la puesta en marcha en marcha de esta prestación, ya se han destinado más de 920 millones de euros.

 

“Este Gobierno está haciendo un enorme esfuerzo poniendo en marcha desde cero el Ingreso Mínimo Vital y haciéndolo en plena pandemia de la COVID-19”, ha enfatizado la delegada del Gobierno, que también ha agradecido el trabajo de los empleados públicos de la Seguridad Social para tramitar las solicitudes presentadas.

 

El Ingreso Mínimo Vital cubre la diferencia hasta un umbral de renta garantizado que varía en función del tipo de hogar contabilizando las rentas preexistentes, si existen, con excepción de las rentas mínimas de las comunidades autónomas.

 

El umbral de renta garantizada oscila entre los 470 euros al mes (el equivalente a una pensión no contributiva) para un hogar unipersonal y los 1.033 euros al mes para unidades de convivencia formadas por dos adultos y tres o más menores o tres adultos y dos o más menores o por cuatro adultos y un menor.

 

10.107 SOLICITUDES EN CANTABRIA

 

En concreto, hasta el cierre de la nómina de marzo, el INSS ha recibido en Cantabria 10.107 solicitudes válidas desde que se puso en marcha la prestación, hace nueve meses. De ellas, se han tramitado 10.017, más del 99% del total, con 2.458 prestaciones aprobadas y 5.156 denegadas. Otras 2.403 están en proceso de subsanación, es decir, que se ha reclamado al solicitante o a alguna administración información para completar el expediente.

 

En el conjunto del país, se han recibido 1,15 millones de solicitudes válidas desde que se puso en marcha la prestación, hace nueve meses. De ellas, más de 800.000, más del 75% del total, se han tramitado, con más de 210.000 prestaciones aprobadas y 600.000 denegadas. Otras 62.000 están en proceso de subsanación,

 

En su mayoría, las denegaciones se han producido por no cumplir el criterio de vulnerabilidad (al superar los umbrales de renta y patrimonio), aunque un 10% de las denegaciones se deben a la falta de acreditación de la unidad de convivencia, para lo que en enero se realizó una modificación normativa para que los trabajadores sociales y entidades colaboradoras del Ingreso Mínimo Vital puedan realizar la acreditación y facilitar el reconocimiento de situaciones de convivencia no convencionales.      

Quiñones destaca el Ingreso Mínimo Vital como “política pública pionera”, que llega en marzo a 6.700 cántabros