Revilla agradece el compromiso del Banco Santander con Cantabria en el arranque oficial del Proyecto Pereda

187877490_10159508479710663_5262778827227105427_n

El presidente asegura que el futuro museode la entidad, el Centro Botín, la sede del Reina Sofía y el MUPAC generarán un recorrido cultural único en el mundo

Revilla agradece el compromiso del Banco Santander con Cantabria en el arranque oficial del Proyecto Pereda

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha agradecido nuevamente el compromiso del Banco Santander con la Comunidad Autónoma en el acto de colocación de la primera piedra del Proyecto Pereda, el futuro museo de arte que acogerá la colección privada de la entidad y transformará su sede social del Paseo Pereda en un espacio de cultura y desarrollo abierto a la ciudadanía.

En su intervención, Revilla ha personalizado en la presidenta del Santander, Ana Botín, “una cántabra absoluta”, el “arraigo” a la región de esta familia que ha hecho crecer su empresa “sin perder de vista sus raíces”. Asimismo, ha reconocido que ese compromiso con la tierra vuelve a ponerse de manifiesto con el arranque de esta iniciativa “maravillosa” que, junto con el Centro Botín, la sede del Museo Reina Sofía en el edificio del Banco de España y el futuro MUPAC, va a permitir generar un recorrido cultural único en el mundo.

“A ver qué ciudad en el mundo puede en una circunferencia o elipsis desde el Centro Botín hacer en 20 minutos de recorrido un espacio cultural de esta envergadura. No habrá tantas en el mundo y menos con el marco incomparable de esta bahía”, ha enfatizado.

Sobre el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, que el Ejecutivo cántabro levantará en los dos solares de su propiedad en Puertochico, ha explicado que el vicepresidente, Pablo Zuloaga, presente junto a él en el acto, “trabaja concienzudamente” para poder adjudicar el proyecto “cuanto antes”.

Finalmente, Revilla ha vinculado esta “buena noticia” con el optimismo y la “ilusión” que empieza a palpar en la sociedad, que ya ve más cerca el final de la pandemia gracias al avance de la campaña de vacunación. “Viene en el momento procesal oportuno, cosas de estas nos animan a pensar que vamos a dejar el pasado atrás enseguida”, ha apuntado.

Por su parte, Ana Botín ha agradecido la colaboración de las instituciones cántabras para llevar a cabo un proyecto que combina “cultura y desarrollo” y que es una manifestación más del “compromiso permanente” del banco con Cantabria y Santander. “Somos un banco internacional, pero somos muy conscientes de nuestro impacto local y de lo que queremos hacer aquí en Cantabria”, ha señalado.

La presidenta de Banco Santander ha avanzado que el futuro centro estará concluido en el tercer trimestre de 2023 y se configurará como un “espacio abierto” a la cultura, el arte, la innovación y el emprendimiento que servirá, a su vez, como “punto de encuentro” para santanderinos y cántabros, así como para los más de 6 millones de personas que vistan la Comunidad Autónoma cada año.

Un museo que acogerá, tal y como ha expuesto, “una de las colecciones de arte más importantes de España y de Europa”, más de un millar de obras de arte adquiridas por la entidad bancaria a lo largo de su historia que forman parte de su legado artístico e histórico. Botín ha detallado que el edificio tendrá 3 plantas dedicadas a exposiciones, un cuarto piso multimedia que “va a sorprender”, un auditorio multiusos y una terraza de 1.000 metros cuadrados “con las mejores vistas a la Bahía de Santander”.

Al acto que simboliza el inicio oficial de las obras ha concitado la presencia de representes de las principales instituciones cántabras. Así, junto a Revilla y Zuloaga en nombre del Gobierno cántabro, han asistido también la alcaldesa de Santander, Gema Igual; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, o el rector de la UC, Ángel Pazos, entre otras autoridades y directivos del banco. Quien no ha podido acudir ha sido el arquitecto responsable del proyecto, el reconocido David Chipperfield, aunque sí ha intervenido en un vídeo grabado para dar a conocer los detalles más importantes de la actuación.

85 millones de euros y 2.000 puestos de trabajo

La remodelación del edificio del Paseo Pereda forma parte de un proyecto más amplio en la capital de Cantabria que también incluye la transformación del inmueble del Santander en la calle Hernán Cortes, construido en 1900, encargado a los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz. La intención de la entidad bancaria es convertir dos de sus edificios más emblemáticos en un referente cultural, intelectual e institucional de Santander y de Cantabria que contribuya a favorecer su progreso económico y social. Ambas actuaciones suman un presupuesto conjunto de 85 millones de euros y permitirán la creación de 2.000 puestos de trabajo, según un informe de la Universidad de Cantabria.

Por lo que respecta al Proyecto Pereda, las obras arrancaron en febrero al objeto de convertir la histórica sede social del Banco Santander en el Paseo Pereda, cuyos orígenes se remontan a 1923, en un museo y centro de innovación que acogerá la colección de arte privada del Grupo. En total, más de un millar de obras de artistas como El Greco, Rubens, Picasso, Miró o Gutiérrez Solana, entre otros.

Además, habrá exposiciones temporales mediante acuerdos con colecciones privadas de países en los que la entidad bancaria está presente y con museos internacionales de prestigio. La tecnología será, junto con el arte, el elemento neurálgico de este espacio en el que también se pondrán en marcha iniciativas formativas y culturales para todos los públicos.

Revilla agradece el compromiso del Banco Santander con Cantabria en el arranque oficial del Proyecto Pereda