Revilla asegura que el puerto de Laredo es ya “una realidad” como “revulsivo y aliciente” para la villa y para Cantabria

188797753_10159510812010663_6226970356408898279_n

El presidente inaugura la nave de usos múltiples que da soporte a pescadores y usuarios gracias a una inversión de Obras Públicas superior al millón de euros

Revilla asegura que el puerto de Laredo es ya “una realidad” como “revulsivo y aliciente” para la villa y para Cantabria

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que el puerto de Laredo es ya “una realidad” como “revulsivo y aliciente” para la villa marinera y también para Cantabria, una obra que fue un compromiso personal suyo con el pueblo de Laredo y que, tras unos años difíciles debido a la crisis económica, hoy en día “está lleno” en los meses de verano.

“Pese a aquellos que decían que era un puerto que no iba a tener utilidad, la va a tener sobrada”, ha dicho Revilla en el acto inaugural de la nueva nave de usos múltiples construida por la Consejería de Obras Públicas para dar mayor soporte a los pescadores y usuarios de la instalación, actuación que ha supuesto una inversión superior al millón de euros.

El presidente ha destacado la utilidad de este nuevo servicio que potencia las prestaciones de un puerto que no solo ha crecido en cuanto a número de embarcaciones deportivas, sino que, además, se ha convertido en “uno de los más pujantes del Cantábrico” por volumen de pesca desembarcada.

Tal ha sido su crecimiento en los últimos años que el Gobierno cántabro estudia en estos momentos la ampliación de la lonja y la reordenación de otros espacios portuarios, algo que, para Revilla, demuestra que “no fue una idea megalómana”.

Finalmente, ha reconocido que se trata de uno de los proyectos de los que más orgulloso se siente de todos los ejecutados en sus diferentes mandatos, una infraestructura que, por encima de todo lo anterior, ha dado lugar a un “nuevo Laredo” y ha habilitado un espacio de ocio y deporte muy frecuentado por vecinos y visitantes.

Miguel Ángel Revilla ha estado acompañado en el acto por el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa; la alcaldesa de Laredo, Rosario Losa; la directora general de Obras Hidráulicas y Puertos, Sandra García, y varios concejales de la Corporación local.

Gochicoa ha señalado que con la nueva nave de usos múltiples se resuelve “para siempre” una carencia que tenía el puerto de Laredo de inicio por la falta de servicios de taller, lavandería, vestuarios, aseos, almacenes e, incluso, espacio de compra-venta de embarcaciones.

“Si queríamos potenciar este puerto, tenía que haber un lugar para ello y todo eso se engloba en este edificio”, ha enfatizado el consejero, que también ha reivindicado la importancia del puerto de Laredo, en el presente y sobre todo de cara al futuro, en cuanto a generación de riqueza y empleo en la comarca.

Por su parte, Rosario Losa ha valorado que estas nuevas instalaciones van a “dar vida” al puerto y ha reconocido especialmente el “empeño” del presidente Revilla en hacer realidad una obra por la que el pueblo de Laredo le estará siempre agradecido.

Características de la nave

La directora general de Obras Hidráulicas y Puertos, Sandra García, ha sido la encargada de presentar los detalles del nuevo edificio, que tiene 50 metros de largo por 25 de ancho y 9,5 de altura (7,5 de altura útil) y se divide en planta baja, planta primera y terraza accesible.

Su diseño se conforma en cinco bloques de 250 metros cuadrados de superficie cada uno de ellos. El primero, situado al oeste, es un bloque multiusos que posee en su planta baja un conjunto de 36 trasteros y una zona de aseos, duchas y lavandería, mientras que en la primera planta se alojan 3 salas para uso administrativo y de formación.

Los otros 4 bloques, a los que se accede por la fachada sur, serán usados como taller para las embarcaciones del puerto y como establecimientos comerciales dedicados a la náutica deportiva. Todos ellos cuentan con zona de tienda en la planta baja y un almacén en la planta primera, excepto uno de ellos, el ubicado en la fachada este, que no posee de planta almacén y dispone de 7 metros de altura.

La estructura se ha ejecutado con hormigón armado prefabricado y la cubierta en la zona no ocupada por terraza se ha resuelto mediante panel tipo sándwich de chapa de acero prelacada, que se ha combinado con otros de metacrilato para permitir la entrada de luz natural al interior del edificio.

 

Revilla asegura que el puerto de Laredo es ya “una realidad” como “revulsivo y aliciente” para la villa y para Cantabria