Polanco instala nuevas marquesinas de autobús en Rinconeda y Requejada

_MG_8397
El Ayuntamiento de Polanco, a petición de los usuarios del transporte público, ha procedido a la instalación de dos nuevas marquesinas 
Polanco instala nuevas marquesinas de autobús en Rinconeda y Requejada

El Ayuntamiento de Polanco, a petición de los usuarios del transporte público, ha procedido a la instalación de dos nuevas marquesinas en otras tantas paradas de autobús que en la actualidad carecen de estos refugios, lo que obliga a los viajeros a permanecer a la intemperie esperando la llega de los vehículos.

La primera de ellas se ha instalado en el centro de Rinconeda, frente al centro de salud, en una zona muy concurrida por los niños que utilizan el transporte escolar, lo que era objeto de frecuentes quejas por parte de madres y padres ya que los sus hijos tenían que permanecer a la intemperie al no haber un lugar donde resguardarse.

La segunda marquesina ha sido instalada en la travesía de Requejada, cerca de la rotonda de acceso a la autovía Santander-Torrelavega, una parada utilizada por los estudiantes para esperar al autobús que les lleve a la Universidad o a sus clases en Santander, pero que no tenía ningún tipo de protección para los viajeros.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, junto a los concejales de Barrios y Obras, Fernando Sañudo Pérez y Avelino Rodríguez Muriedas, ha visitado la zona donde de acaban de instalar las marquesinas, y ha anunciado que desde el Ayuntamiento se están gestionando los permisos para instalar una nueva marquesina en la zona la zona de acceso al centro del municipio por el barrio El Hondal.

Esta instalación también es una antigua demanda de los vecinos de este barrio pero para proceder a su colocación es necesario obtener el permiso de la Consejería de Obras Públicas del Gobierno regional, ya que situaría en la carretera autonómica CA-330, que une La Hilera (Sierrapando) con Polanco.

La principal característica de estas nuevas marquesinas es que son del mismo modelo de las colocadas en los últimos meses por todo el municipio, de estilo rústico en madera tratada, diseñadas y construidas por una empresa local.

Rosa Díaz ha recordado que, aunque estas tres últimas marquesinas son una demanda de los vecinos, forman parte de un programa de mejora de las paradas de autobús existentes en el municipio, programa que incluye la renovación o sustitución de aquellas más deterioradas así como la instalación de otras donde no existían.

Dentro de la primera actuación estarían las renovadas junto a la sede de la Tercera Edad, en el acceso a las viviendas sociales del barrio San Pedro, en el entorno a los talleres municipales y la sede de Protección Civil, en Rinconeda, así en el Alto Quintana y Posadillo.

Este programa es consecuencia de un informe realizado a finales de la pasada legislatura por los servicios técnicos sobre el estado de las marquesinas, que incluye una detallada descripción del estado de cada una, su ubicación y las mejoras que es necesario realizar, e incluso si es más conveniente proceder a la reparación o a la sustitución.

La alcaldesa ha recordado que el estudio técnico realizado y el cambio de las marquesinas tiene por objeto asegurar que estas instalaciones cumplen las normas de seguridad, algo que no ocurría en algunas debido a su grado de deterioro y al elevado coste que suponía su reparación.

Polanco instala nuevas marquesinas de autobús en Rinconeda y Requejada